La verdadera vida de Sebastian Knight



V, considera que su hermano no era un artista torturado, como lo hacía sonar parecer el libro biográfico de Mr. Goodman, antiguo secretario de Sebastian Knight. V,  nuestro narrador decidió escribir un libro que retratara, lo más apegado a la realidad la vida de su hermanastro, el escritor ruso/ inglés, Sebastian Knight, quien murió recientemente.


Está convencido de que Mr. Goodman que aprovechó la inercia del reciente fallecimiento para publicar La vida trágica de Sebastian Knight. La verdadera vida de Sebastian Knight  superaría el compendio de impresiones del Mr. Goodman y haría justicia a la memoria de su hermano; un poco vengarse por como lo trato el ex secretario de su hermano cuando quiso usarlo como fuente del texto; y quizá darle paz espiritual al narrador.
La verdadera vida de Sebastian Knight, es la primera novela en inglés del escritor ruso Vladimir Nabokov. Fue publicada en 1941. Él, al igual que Sebastian Knight, tuvo que renunciar al ruso para poder escribir. Nabokov y Knight salieron huyendo de Rusia por temor a los bolcheviques; ambos provenían de familias acomodadas a las cuales el nuevo comunismo no les sentaría bien.
La novela está narrada en primera persona por V, el hermanastro de Sebastian Knight. Por la forma en la que se expresa de su hermano, era su héroe y a la vez un misterio. No tiene recuerdos donde sienta que estuvo realmente presente en su infancia. Veladamente las diferencias entre ambos empiezan a acentuarse al tomar en consideración que no son hijos de la misma madre.
Con la Revolución Rusa, la madre de V buscó sacar a los dos chicos del país y se establecieron en Francia. Sebastian se fue a estudiar a Cambrige y ahí V lo perdió casi para siempre. En el texto, da la impresión de V, nunca se sintió apreciado por su hermano, y que realmente se veían más por el compromiso de que son familia, que por verdadero afecto.
Sebastian conoció a Claire Bishop en Cambridge. Eran inseparables. Ella además de darle apoyo emocional, corregía sus textos, transcribía, hacía tratos con editoriales, promocionaba sus textos. Él la necesitaba más de lo que podía admitir. V la conoció, pero nunca pudo reunirse con ella para entrevistarla, lo cual él considera le dejó un hueco en el libro.
La relación de Sebastian con Claire terminó, la barrera del lenguaje los separó. Él la abandonó por una mujer rusa, Nina Rechnoy, que lo dejó. Por otro lado, aquí me parece que el autor nos quiere presentar la importancia del lenguaje y nunca puedes renunciar a el del todo, porque aunque cambies de nacionalidad el lenguaje es una parte inherente de quien eres y el ser humano busca afinidad por donde se pueda. Sebastian, al considerarse incomprendido, creyó de esta manera, encontrar ese algo que buscaba. Para Nina, Sebastian, era un “artista” pretencioso, que simplemente odiaba la modernidad y quería sentirse torturado
Personalmente, considero que La verdadera vida de Sebastian knight, es una gran novela. Muestra que hay más historias de Nabokov además de la ultra conocida Lolita. Los dos son textos que dejan emociones a quien está leyendo, empátisas con los protagonistas narradores más que con el individuo del que hablan en cuestión y como lector, necesitas saber desesperadamente en que va acabar, aunque en el fondo ya sabes el final. Tenía muchas historias que contar.
La trama central no es de Sebastian, es de V, que sentía que como Sebastian era su familia, él tenía la verdad absoluta o al menos a él se le debería conceder más crédito, pero no podía ser todo verdad lo que él plasmara en su libro, porque el ser humano es subjetivo y a V siempre le pesaría el hermano distante al que siempre le resultó indiferente. Hasta cierto punto V, no era muy diferente de los demás que lo conocieron, es posible que Sebastian no fuera completamente él con la gente que si le concedió la entrevista, los detalles de verdad están con los que no quisieron de él nunca más. Tanto el texto de Mr. Goodman como el de V son subjetivos y no se complementan.
Sebastian no era un ser extraordinario si le quitamos la emoción de V por su hermano. Sebastian creía que era alguien interesante, pero simplemente era un ser egoísta al cual no le importaba nadie más que él. Se acordó de V, porque así somos los humanos, cuando ya la vez perdida buscas a la familia. Sebastian creía que con esa actitud que tomó en su vida era simplemente dedicar su existencia al arte, quizá el texto de Mr. Goodman sea más fidedigno a la vida de Sebastian. Por lo que encontró V, Sebastian no fue un hombre feliz y cuando escribir se convirtió en una obligación, la literatura perdió el encanto y era tiempo de buscar algo más que hacer.
Creo que la magia de los textos de Nabokov es como inventa fuentes para justificar su ficción. Por ejemplo, V, se ve obligado a citar a Mr. Goodman. Los seudónimos de Sebastian. El mejor ejemplo de las citas de Nabokov que se me ocurre es el prólogo de Lolita, escrito por alguien que leyó el manuscrito de Humbert Humbert y cree que está loco.
Al leer a Vladimir Nabokov queda un “Vaya que así funciona el mundo”. Su pluma tenía un entendimiento de la condición humana que logró plasmar en los mínimos detalles, como la negativa del encargado del hotel donde vacacionaba Sebastian a proporcionarle a V los nombres de las mujeres rusas en esas fechas o la enfermera en el hospital donde atendían a Sebastian, que lo llamaba “El caballero ingles del apellido con k”.
Provoca una sensación de que más que una obra de ficción, la historia sucedió con otros nombres y todo es real.

Publicar un comentario

0 Comentarios