Post Page Advertisement [Top]

La denuncia en la narrativa de José Revueltas


La producción literaria de José Revueltas es muy amplia, hizo cuentos, novelas, ensayos y guiones para cine y teatro.  Fue un importante ideólogo de izquierda que aportó mucho a esta corriente del pensamiento con sus textos, además de sus acciones, fue miembro del Partido Comunista Mexicano (PCM) y del Partido Popular Socialista, expulsado de ambos por ser “muy rojo”. Pasó gran parte de su vida en prisión por sus ideas. Inclusive se le vinculó con el movimiento estudiantil del 68 y fue enviado al palacio negro de Lecumberri.


Lo interesante en toda la obra de José Revueltas es que siempre señala una problemática o por medio de sus personajes demuestra que el sistema no funciona. Los temas que trata son verdaderamente realistas y los finales de su obra quedan tan abiertos que dan a entender que la vida sigue y el lector inclusive puede adivinar que va pasar con los personajes. El escritor José Agustín lo considera lo más a cercano a lo real, y es por eso que casi nadie le gusta.
Revueltas leyó mucho a Fedor Dostoievisky, dicen que leer hace a un buen escritor, y según especialistas en la materia, es probable que con los libros del escritor ruso tomará una guía para analizar el bien y el mal además el papel de Dios en el ser humano. La psicología de los personajes. En el caso de Revueltas la psicología cambia ya que los personajes primero que nada se desenvuelven en México y segundo, en algunos casos no son precisamente gente inocente víctima de las circunstancias y el destino.
José Revueltas nació el 20 de noviembre de 1914 en Santiago Paspaquiaro, Durango, hermano del compositor Silvestre Revueltas, el pintor Fermín Revueltas, y la actriz Rosaura Revueltas. El los años 20 la familia se mudó al Distrito Federal. En el año de 1929 fue acusado de rebelión, sedición y motín al participar en un mitin en el Zócalo. Salió bajo fianza seis meses después. Afuera, se afilió a “ El Socorro Rojo Internacional” y en 1930 al Partido Comunista Mexicano. Era menor de edad  cuando fue deportado a las Islas Marías en 1932, donde pasó cinco meses, lo liberaron en poco tiempo por ser menor de edad. De ahí surge la inspiración para su primer novela Los muros de agua.
En 1958 participó en el movimiento ferrocarrilero y en 1968 se le acusó de formar parte del movimiento estudiantil, en los dos casos lo mandaron a la cárcel de Lecumberri.  
Revueltas fue expulsado del Partido Comunista Mexicano por criticar las políticas y burocracia del mismo. Fundó el grupo marxista indenpende “El insurgente” con más camaradas expulsados del PCM. En 1948 ingresó al Partido Popular y lo dejó en 1955. Volvió a probar con el PCM, pero fue expulsado definitivamente 1960. Se afilió al Partido Obrero Campesino. Fundó la Liga Leninista Espartaco que para 1963 optó por expulsarlo. Juntó a las minorías expulsadas en lo que llamó Célula Leninista Carlos Marx, que no era un partido.
Además de novelista y activista político escribió guiones para teatro y películas, donde destacan “El cuadrante de la soledad”, un guión de teatro; el libreto de cine “Tierra y libertad” ambos altamente criticados y desaprobados por su contenido.  Dio un curso de cine en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico, en Cuba en 1961. En 1964 dio clases de creación de guión en Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM. En ese entonces recién inaugurado.
En 1967 recibió el premio Xavier Villaurrutia por su obra en general, que consta de al menos 28 textos donde hay ensayos políticos, guiones,  crónicas, reseñas, novelas y cuentos, en los que destacan: la serie de Escritos políticos, El apando, Dormir en tierra, Los muros de agua, el luto humano, Ensayo sobre un proletariado sin cabeza, Los motivos de Caín, Material de los sueños, El cuadrante de la soledad, Zapata…. Y su obra se extiende.
José Revueltas murió el 14 de abril de 1976,  a los 62 años. Lo enterraron en el panteón de La piedad y el funeral se volvió un mitin comunista. (probablemente le hubiera gustado) Personalmente me alegra no le tocara ver que la caída del comunismo, abría sido un golpe muy duro para alguien que fue casi un mártir por la causa.
Los muros de agua
La novela Los Muros de agua fue escrita en 1941, durante su estancia en la cárcel de las Islas Marías. Habla de un grupo de cinco comunistas llamados: Ernesto, Santos, Prudencio, Marcos y Rosario. Narra como llegan en el barco, con una tormenta en el camino. Como la población masculina general van todos hacinados al fondo del barco, mientras que las únicas tres mujeres que van en ese convoy  están en un cuarto aparte con una sola cama.
Al llegar a las Islas descubren que tendrán que hacer trabajos forzados. Prudencio la primera noche intenta suicidarse, sin éxito, quedó parapléjico. Rosaura es enviada a trabajar con un capitán de la Isla que no ve la hora en la que pueda acostarse con ella. Ernesto y Marcos no saben definir correctamente sus sentimientos hacia Rosario pero están celoso él uno del otro.
La novela nos muestra otros personajes, como “El Chato” un narcotraficante, que ofrece protección a quien le convenga, en ocasiones es más poderoso que las autoridades. Inclusive les consigue droga a los adictos recluidos en las Islas. Es como si la vida no cambiara mucho para él, por que sigue negociando, sigue siendo poderoso, parecen más como unas vacaciones. También está el preso que más tiempo lleva ahí, que prácticamente ya ha visto todo y no tiene esperanzas de salir. El Charro, que con su guitarra quiso huir nadando y se lo comieron los tiburones. Las mujeres que llegaron con Rosaura, sufren vejaciones por parte de los guardias y de hombre que están ahí. Los que tienen sífilis y están enloqueciendo lentamente.
No podemos olvidar a las autoridades del penal. Los guardias, entre mayor es su rango más facilidades tenían para conseguir lo que fuera necesario, por ejemplo, les traían prostitutas de Nayarit, algo arregladitas que servían hasta que se hartaban. Incluso estaban las mismas presas, que eran una minoría.
La novela es la primera denuncia de Revueltas sobre el  sistema penitenciario mexicano. Las islas Marías tienen la desventaja de que en verdad estás aislado, por que la familia no puede irte a visitarte cada semana. Las autoridades, altamente corrompidas hacen con el individuo lo que quieran, los abogados van como una vez cada mes. Y si intentas escapar a nadie le importa, no llegaras al continente vivo.
Hace alusión a que los comunistas protagonistas no deberían estar ahí, por que al final solamente son ideólogos, ellos no tienen nada que ver con los rateros, violadores, y asesinos que están ahí adentro, su único delito fue leer a Marx. Me parece que hasta los muestra débiles, sobretodo a Prudencio, quien no aguantó el primer día y aunque su pareja probablemente ya había dado a luz a su hijo, no le importó y se tiró de la barranca, el resto del libro es un costal inconciente, que sueña y no sueña. De los cinco comunistas a la única que dota de fortaleza a es a Rosario, quien aparte corre con más suerte por ser mujer y no ser ladrona o prostituta, incluso por ser diferente goza de la protección del Chato. El pleito continuo entre Marcos, Ernesto y Santos por tener la atención de Rosario, los vuelve también humanos y vulnerables, pero a la vez esos sentimientos sin querer los ayudan a aguantar.
La parte donde el Charro muere es como para señar que la esperanza se puede acabar, ya que el personaje fue devorado por tiburones. Estrella, por ejemplo, que prefiriócontagiare de Sífilis como venganza para quien la violara otra vez, sin importarle ya lo que fuera pasar con ella misma, era más poderoso su deseo de venganza que de supervivencia.
Al final están los comunistas juntos, esperando que aparezca Rosario, viéndose a los ojos, como para decirse: “bien, aquí estamos, no pasa nada”. Ahí acaba, como si los días en la isla no tuvieran fin, deja a la lector con un sentimiento de no pasa nada y ni pasará nada. Creo que ese era el propósito del autor, como si de esa manera también dejara en claro que lo presos a nadie le importan y que al salir, seguirán igual, que mientras en el caso de las Islas Marías, están lejos, haciendo contactos para cuando regresen al continente. Que los guardias no son diferentes a los prisioneros y que las cosas seguirían iguales por los siglos de los siglos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]