¿y la nevada?

Pues no nevó, en el fondo ya lo sabía, pero la ilución de tener calles cubiertas de nieve, la ciudad desquiciada, las fotos blancas que tomaría, sonaba interesante. Lástima. Internet repitió hasta el cansancio que nevaría. Que existian las condiciones para hacerlo, humedas suficiente, vientos, y frío, el suficiente como para que la lluvia pasara  a ser copos de nieve. Pues hizo frío, lluvia, pero nada. No hizo el frío suficiente. Había viento, lluvia bajo el sol brillante, pero nieve nada.

El aire de la ciudad se limpió por dos días, porque hoy ya hay precontingencia. ¿Cómo demonios se contaminó tan rápido? yo ni salí, digo para contamina también. Se veía el Popocateptl a lo lejos…

Está claro que las ventiscas de esta semana, el clima horrible, y el camino de espectaculares y arboles tirados es una prueba del calentamiento global. Dicen que será pero pronto, que es el fenomeno del niño, más los glaciares…

No nevó, con este clima loco, quizá la próxima semana salga otra alerta de nieve, no está bien pero el ángel de reforma cubierto de hielo ha de ser interesante.

Jimena




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *