Spread the love




Tokyo Idols, es la clase de documental que al terminar de verlo te deja con cara de WTF. No tiene escenas extrañas, no hay violencia, ni gitanos organizando bodas extremas, esto es diferente.  Tokyo idols es una mirada al mundo de los fandoms de hombres entre 35 y 55 años en Japón.

Tokyo idols explora, en parte la vida de Rio y los hermanos Rio.  hay una frase al inicio del documenta , dice que durante la crisis Inglaterra inventó el Punk, Japón tiene a las Idols. Ok ¿Qué es una idol? una idol es una chica, que es artista, super kawaii y tiene una base de fans que la idolatran, van a  todos sus conciertos, ven sus streamings, consumen todos sus productos y no pierden oportunidad de ir a sus meet and great. El ecosistema para esta subcultura es Akihabara y sus cafés. BTW, creo que saliendo de la estación del tren de la linea Yamanote en Akihabara, está el café idol más popular,. Sale mencionado en el largometraje.

La historia de Rio, es simple, al inicio ella comenta que se convirtió en idol para eventualmente ser una cantante seria en el futuro. Sus fans son los hermanos Rio, visten de amarillo, y la apoyan en todas las competencias en las que participa y ella siempre estará ahí, para darles la mano, firmarles discos y hacer streamings de su vida cotidiana.

El largometraje hace visible la soledad de los hombres japoneses que no tienen interés en buscar una pareja, porque las idols están ahí y son el ideal de mujer que necesitan. El problema social es que en  Japón cada año desciende más su tasa de natalidad, una reducción de población drástica no es buena para ninguna economía y en ésta isla existen leyes muy severas para evitar la migración. La poca fuerza laboral que habrá en un futuro se verá reflejada en una quiebra del sistema de pensiones y nulo crecimiento económico (algo a lo que ya se acostumbraron desde los noventas). Pero, teniendo a las Idols, mujeres perfectas, super lindas y super amables contigo, ¿porque querrías buscar una esposa?

En el documental conocemos casos de grupos con niñas desde los 10 años, buscando un lugar en los escenarios. Para mi, desde mi visión occidental, casi rallando en la pedofilia.

Podría decirse que Tokyo Idol y es una forma de ver de otra manera el problema de la soledad dentro de esta sociedad, más allá de los indicadores económicos y sociales.

No tiene un narrador, simplemente deja que los testimonios de idols, sus familias y sus fans hablen por si solos. Muchos hombres orgullosos de sus colecciones de autógrafos y fotos instantáneas.

Este documental se estrenó en 2017, pero yo lo vi en Netflix, un día que hice un viaje en camión y me rehusé a ver la película que proyectaban en el autobús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.