Tantadel




Ok, hoy hablaremos de la novela de René Avilés Fabila, Tantadel, que tradicionalmente va impresa con La canción de Odette, pero, aún no acabo ese, así que… en fin hablemos de Tandadel. El mes pasado se murió René Avilés Fabila, fue una muerte sorpresiva, de esas de noticia de domingo que no te la crees y que sólo dos o tres medios informaron, porque era fin de semana. Bien, empecemos con Tantadel. El narrador, del cual nunca nos enteramos como se llama, iba a ir a una fiesta con su amigo Ignacio, no llegan, pero conoce a Tantadel, una chava que  define como: Mujer moderna, libre de complejos estudiante de psicología.  De inmediato ella y el narrador inician una relación, que el de inicio no quiere hacerla muy formal inventando que tiene una esposa que hace estudios de posgrado en Nueva York. Tantadel siempre está rodeada de amigos quejumbrosos que siempre requieren su consejo. Tenemos un narrador inseguro, cuyas inseguridades y celos crecen debido a esta situación, lo que los llevan a pelearse continuamente. Además de que el narrador subestima en exceso la inteligencia de su amada. El pasado de Tantadel también saca lo peor del narrador y hace la relación estresante para ambos. Además, la relación está marcada por la sombra del falso matrimonio del narrador, al que le cuesta deshacerse de su esposa, porque la hizo tan perfecta y devota. Es entretenido leer las ansiedades y conflictos mentales que se hace el narrador todo el tiempo, a veces es como si no supiera en que realidad está y que onda con que. Tantadel se me hace un personaje muy gris, su gran virtud es que es amiga de todo el mundo, como si al final sólo estuviera necesitada de atención. No es una gran heroina. El mes pasado se murió René Avilés Fabila, ya lo dije, lo sé, pero aqui es donde inicio la hora de las presunciones…  En mi vida vi al señor tres veces, una en la prepa, una en Bellas Artes ( y estrené mi cámara ese día) y la última, un día que lo entrevistamos  en 2014 en la UAM y se veía sano. Lo más impresionante de ese para mí fue que al terminar la entrevista dijo que sacaría una bolsa de dulces para Jimena pero realmente le quitaba la envoltura a este libro, lo autografió y me lo dio.img_0873

Ahora que me puse acomodar y desechar mugres, salió, curiosamente el fin de semana que se murió. Bueno, al menos puedo decir que el señor me regaló un libro firmado… ya con eso creo que me ha ido mejor que a muchos. jime

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *