Shibuya





Yo quería ir a Japón para conocer Shibuya. Sin más, tenía que ver Shibuya antes de morir. ¿porque? porque Shibuya es el sitio de la moda, así, sin más. Es increíble.

DSCN9406

Con mi Japan Rail pass me subí a la linea Yamanote y me dirigí dirección Shibuya, ok, suena raro, tomando en cuenta que es un circulo, pero pues yo iba dirección Shibuya y Shinagawa.

Veinte minutos después llegué a Shibuya y el tren te decía que tuvieras cuidado al bajar, al parecer estaba un poquito separado del andén, me parece que era la única estación así que me topé.

Las guías de viaje y blogs en internet recomiendan salir por la puerta de Hachiko y yo muy obediente hice eso. Salí por Hachiko y además es casi obligatorio tomarse el selfie con el perro. Yo no tengo selfie stick porque mi celular no tiene cámara de selfie, así que…

DSCN9407

abía un anuncio de ayuda a turistas, iba caminando hacia él cuando frente a mí se presentó el edificio de Shibuya 109 y pensé “¡Que ayuda a turistas ni que nada! el shopping es internacional, es más mundial que el esperanto” y me fui al centro comercial.Atravecé el cruce mas concurrido del mundo, pero como era temprano, la verdad es que no fue tan espectacular en ese momento.

Shibuya 109 es una torre de ocho pisos, se ve de todos lados en la zona. Los compradores y curiosos tienen prohibido tomar fotografias. Hay dos escaleras electricas al centro del edificio cilindrico, evidentemente una sube y la otra baja y la compradora promedio va caminando en circulo por cada uno de los pisos donde la mercancía está totalmente a tu alcance.

En las tiendas de Shibuya 109 hay vestidos floridos, vestidos de lolita, pijamas, accesorios para el cabello y celular, Kitty, zapatos, bolsas, calcetines de todo tipo, adolescentes gastando sus miles de yens en ropa.

Ocho pisos después iba de regreso para abajo, con dos blusas nuevas ¿porqué? pues porque había dos por uno y me gustan las rayitas.

La segunda visita de ese día tenía que ser Tokyu Hands, la madre de todas las tiendas departamentales. Me gustaba ikea, pero después de estar ahi, piso tras piso con entrepisos de TODO lo habido y por haber… Ikea es nada. Se supone que Tokyu hands nació como una tienda de DIY (Do it your self) pero pues había de todo, portaretratos, cremas para el cuerpo, jabones, equipo de escalada, cuchillos, bentos, disfraces, mochilas de cuero, maletas, una cafeteria, furoshikis, peluches,botellas de agu, teteras, arroceras… podría seguir, porque si me chuté los 10 pisos, sin usar el elevador. Llegó un punto en que acabé comprando cosas en diferentes pisos y con mi descuento de extranjera, lo hacían valido en todos los pisos. ¡Juro que volveré!

De ahi, me dio hambre, acabé en un Yoshinoda, un fastfood japones, nada que ver con McDonals, llegas, te sientas en la barra, como yo tengo cara de que no hablo japones me daban un menu con fotos y yo elegía con mi dedito. Por 500 yens (como cinco dolares antes de que el peso valiera cacahuates) comi un plato de arroz, un plato de carne, una ensalada y toda el agua que quisiera. Todo muy orientado a que vienes solo, comes y te vas. Esa es una de las cosas que me llamó más la atención de Tokyo, todo es muy individual, los libros de Murakami empezaban a tomar sentido.

Yo quería mi manga de Samurai X aunque no le entendiera nada, ¿porque? porque me gusta Samurai X, así de simple, es un buen anime, con una historia interesante que además es educativa. El anime es agradable,pero el ova de bakumatsu es mi favorito. Entonces me puse buscarlo. iba caminando como por el H&M, al cual no entré porque eso hay en mi pais y así que chiste y que sale el letrero “Mandrake” mi amplia investigación de internet me informó que ahí podria comprar mangas. No daba con la tienda, hasta que vi un grupo de niñas de uniforme de marinerito (a estas alturas ya había visto tantas que daba igual) las seguí muchas escaleras a bajo, como una cueva, no sé, así me imaginaba los oyos funky de los 70s. Pensé ¿que puede pasar? son chavitas, no creo que vayan a un antro. Efectivamente, no iban a un antro, la tienda era una cueva subterranea, con libreros y libreros de mangas y esculturas de los animes de moda.
Me cansé de buscar y fui con un vendedor a preguntar con mi horrible japones “Konichiwa ruronin kenshin manga doko deska” y me dejó frente al toda la colección. Ahora poseo un ejemplar 1° que no puedo leer, de mi historia favorita del Japón.

samurai x
Se puede apreciar a Kenshin Himura el hitokiri battousai con su espada de filo invertido, me parece que va pelearse por primera vez con Sanosuke Sagara

Volví a atravesar el cruce más concurrido del mundo y si lo es, pero también es increíble, no es como cruzar el eje central en Bellas artes, ese está leve, sale gente de todas las esquinas y es mucha, pero nadie choca, parece que el semáforo no va durar lo suficiente para que todos alcancen a pasar, pero si logras. Un mundo de gente te rodea.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *