Esta semana hablemos de una serie que hice maratón de fin de semana Please Like me, una serie que en la sinopsis decía que era una comedia drama, pero yo diré que es slices of life.

Todo esto pasa el mismo día. Josh compra un sunday de $19 dólares australianos, para compartir con su novia Claire. Su mayor problema es que su cara es elástica (supongo que es un problema, no lo sé, es el primer mundo)  Claire lo cortó y le dijo que estaba segura que él era gay.  Ese mismo día conoció a Geofrey, que acabó por convencerlo de que es gay. A la mañana siguiente su padre le llamó como siete veces para avisarle que su madre intentó suicidarse con paracetamol y Bailey´s.

Es un buen inicio para algo. La vida del elástico Josh cambia dramáticamente en una soleada mañana. Josh es lo suficientemente simpático como para encontrarle no el lado bueno a la situación, si no el menos patético y resolverlo de alguna manera.

Algo que me pareció curioso en la serie es que cada episodio se llama como un platillo, algo que comieron o algo que Josh que preparó, porque además se ve que él cocina bien.

La serie puede ponerse seria pero en el momento más duro, algo sale de manera orgánica que te saca una carcajada. Rompe la tensión de una manera agradable.

Los personajes son complejos. Josh al principio debe aceptar que si es gay mientras está la crisis con su madre y los cambios que conlleva.

Tom, su mejor amigo y roomie, en algún momento de su vida se dejó ir y no tiene relamente un rumbo, él mismo se considera una horrible persona que no sabe como es su cabello sin volumizador porque usa el shampo de Josh.

Alan es su padre, quien vive completamente estresado culpándose de lo sucedido, además de que al principio quiere esconder a su novia vietnamita Mae.

Rose, su madre tiene trastorno bipolar, posiblemente detonado por el divorcio. Es una señora muy simpática, cuando toma su medicamento y se siente bien.

Esos son los principales, el resto van y vienen.

La serie, a pesar de toda la tragedía, porque suele enfocarse en el problema de la salud mental, a pesar de todo se siente honesto, no es un drama exagerado, si el algo que podría suceder con gente que conoces, La serie se presenta de la manera que los personajes se sienten familiares.

Please like me consta de cuatro temporadas en Netflix. Episodios de media hora.

Es una serie divertida, aunque por la descripción que hago no lo parece, aunque puede ser incomodas para algunas personas, si tengo que aclararlo, hay escenas homoeróticas y los trastornos mentales retratados pueden perturbar un poco.

Tiene un equilibrio entre la comedia y el drama.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.