Estaba pensando, que es un poco penoso, que si esta novela ha sido tan celebrada, yo nunca  hubiera leído Pedro Paramo. En la carrera, asumían que ya estabas familiarizado con Juan Rulfo y toda su bibliografía. Entonces me embarqué a leerlo, aunque más o menos ya sabía de que trata.

El inicio, creo que todos los conocemos, por cultura general:

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo.

No sé porque la creencia popular es que Pedro Paramo es una novela de la Revolución, me pregunto  de donde sale esto, porque, aunque si se menciona un poco, no es el tema central de la historia, es sólo algo que estaba pasando un rato en la vida de Pedro Paramo.

Ok, la novela. Juan Preciado va a Comala a buscar a Pedro Paramo como se lo pidió su madre antes de morir.  Al llegar, resulta que es un pueblo feo, seco, muerto, fantasma, caluroso. Sin embargo él va buscar, al parecer tenía la intención de hacer valer el viaje.

La historia, narrada por la gente que conoció al terrible terrateniente, Pedro Paramo.  Lo curioso es que los narradores, lo hacen ver todo como un sueño. Quiza de ahi radica la magia de la novela, la vivencias de Juan Preciado son muy reales, aunque podría ser una simple insolación que le platica quien fue su padre y porque su madre no se quedó ahí.

El estilo narrativo es interesante, es como si te contaran un cuento o mito fundacional, sin serlo realmente. Todos los aparecidos lo conocían de algo, o les hizo algo. Su paso por Comala y la Media Luna fue horrible y a la vez no tanto… ya sé es raro, como la condición humana.

¿Porque es buena idea leer esta novela? bueno, primero que nada, para no pasar por incultos en platicas literarias, segundo, es posible que el realismo mágico latinoamericano viniera de aquí.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.