Odisea Switch





La Nintendo swich se ve bien, una consola para la tele que puedes sacar a pasear, algo que debe ser agradable en países civilizados, no donde temes que te atraquen en una calle de la condesa con lonas que dicen “En esta calle asaltan y nadie saldrá a ayudarlo”.  Cuando vi el primer anuncio de como sería, supe que la quería.

No es fácil, por lo visto, ni en México o Japón… no me hagan tener que probar suerte en Estados Unidos, no quiero ir para allá hasta después de que le hagan impeachment a Donald Trump.

En marzo, cuando salió a la venta la Nintendo Switch, anunciaron que su precio sería de $299 dólares, que no suena tan mal, incluso para niveles de otras consolas es casi, económico. Pequeño detalle, $299 dólares más impuestos correspondientes.

En el caso de México, esos $299 dólares se traducen en $10,300 pesos, ¿cómo? si en ese entonces Trump ya le había bajado a sus declaraciones del muro y estaba empezado a dañar a su moneda, bueno, los precios fueron asignados cuando todavía creía que tendría presupuesto para el muro y no había fecha para la re negociación del TLC. Aquí además ahora quieren crear un impuesto extra a los videojuegos, entonces, tener esta clase de aparatos no es rentable.

Japón tiene una política de que en el consumo de 5000 ¥ los extranjeros que no excedan su visita por más de seis meses están exentos de pagar impuestos, entonces, después de una breve investigación descubrí que esta consola cuesta 28,900 ¥, con los cambios de divisa cambiantes algo entre  $4900 y $5500 pesos, que suena mucho más razonable que los $10390 que cuesta en casi cualquier lugar.

En Japón está Splashtoon 2, o al menos todo el merchandising, Zelda, Breath of the wild está en un precio razonable, Arms es el hit. En ese ambiente y sabiendo que no pagarás impuestos si te animas. Para ingresar a México tienes derecho a una franquicia de una consola y cinco juegos.

El problema, en Japón ya está agotado, no hay más consolas que las que tienen dentro de las citrinas, acompañadas de un letrero rojo que dice sold out. El primer Bic camara que visité fue uno en Shibuya, no sé cuantos pisos eran, pero los escalones indicaban que había en cada planta. Llegamos a un sótano donde pregunté al encargado por la switch y me mostró el letrero sold out en la vitrina.  Así en cada tienda que visité, incluso en la estación de Shinjuku, que francamente me recordó al metro Pino Suárez fuimos a una tienda muy grande y nada.

Fuimos a Akihabara, la meca de esa clase de cosas, visitamos tres tiendas diferentes y me quedó claro que lo único que tenían disponible eran puros playstations…

En Latinoamerica, realmente casi nadie la ha comprado, claro, la diferencia es grande, económica y social. México, por su cercanía con Estados Unidos es más mercado para XBox, y bueno… con la diferencia de precios… quien tiene una nintendo switch en México, es porque la compró en la frontera.

En Japón, las tiendas te decían que no tenían una fecha confirmada de que les llegara más stock, esto se suma a una serie de acusaciones contra nintendo de que tiene el stock controlado, mandó cierta cantidad a los diferentes países y en Japón, y Europa ya se acabaron, en México y Latinoamericano, la historia es otra, el subdesarrollo se ve reflejado ahí, incluso en eso el poder adquisitivo y el tiempo libre y su aprovechamiento, es otro.

La consola está bajando de precio, quizá porque el dólar se está ajustando, pero nada en comparación al panorama que mostraba adquirirla en Japón. Había leído que sería fácil conseguirla, que lo complicado era ver como empacarla en la maleta para que no le pasara nada… Pues no, este verano no hay switchs en Japón.

 

One thought on “Odisea Switch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *