Miyajima es la clase de paisaje que te viene a la mente cuando oyes “Japón tradicional” la imagen de muchas postales. De esos lugares que quieres ver. Es increíble.

Miyajima, su nombre real es Itsukushima, pero es más fácil llamarla Miyajima. Es una isla dentro de la bahía de Hiroshima. La isla es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. ¿Cual es la magia de la isla? bueno, tiene un santuario sintoista, el Santuario Itsukushima, dedicado a la deidad sintoista del mar, por eso el tori en el agua, que parece que flota.

Llegar a Miyajima no es muy complicado. En la estación del tren de Hiroshima tomas un tren que parece metro (¿porque los trenes que no son shinkansen parecen metros?) rumbo Miyajimaguchi, es un camino como de unos 20 minutos y ya en Miyajimaguchi hay muchos señalamientos para indicar donde se toma el ferry.

El ferry de JR viene incluido en el Japan Rail pass, pero también está otra naviera, ese no tiene nada que ver con el pase de trenes y tiene un coste a parte.

El recorrido en barco toma unos 10 minutos, y no tienes que esperar mucho para subirte al barco.

Conforme te vas acercando a la isla vas viendo crecer el famoso tori de madera de alcoanfor. A diferencia de Ine, las gaviotas no van persiguiendo este barco, nadie va aventándoles  alimento de camarón.

En Miyajima está el santuario Itsukushima, dedicado al mar, o la deidad sintoista del mar. Hay puentes que dan al agua y esta lleno de candelabros de metal. Este es el único santuario sintoista que me he topado hasta la fecha donde la entrada cuesta.

Puedes recorrer todos los puentes que van sobre el agua y hay lugar para rezar y contemplar el mar.

La isla está llena de venados, que no son agresivos con los turistas, aunque si resultan un poco intimidantes si no estás acostumbrado a la vida salvaje tan cerca de ti. Yo decidí imaginar que eran como perros callejeros y ya.

No sé que coman, supongo que en el bosque está su verdadero alimento, No se ve a nadie dándoles de comer y como que a la gente local le valen. Lo que si vimos es que están cazando pedazos de papel constantemente. Por ejemplo, uno se comió la etiquete del avión de la maleta de Ro.

En el día se ven más animados, siguiendo turistas, el la noche se están ahí quietos, pero no dan miedo, como que no tienen intensiones de salirte de la nada.

El tori mide 16 metros de altura y pesa aproximadamente 60 toneladas, el “techo” mide 24 metros de ancho. Sí, por eso se ve a lo lejos. En la noche lo iluminan y siguen pasando algunos barcos, que por lo que vi son turísticos.

Si no tienes ganas de regresar a Hiroshima, cosa que hicimos nosotros, puedes hospedarte en alguno de los ryokanes de la isla, yo conté tres. Nosotros nos quedamos en uno llamado Sakuraya, que tenía suelo de tatami, futones, té de cortesía, yukatas para dormir y vista a la montaña. Además paraguas de cortesía si querías recorrer la isla mientras llovía.

 

Caminando con una sombrilla que oportunamente combinaba #Japon #🇯🇵 #Japan #Miyajima

Una publicación compartida de Jimena (@jimena_battousai) el


Cuando fuimos llovía, y había marea alta, pero dicen que si la marea baja puedes ir a ver los pilotes del tori y ver donde rayos en la arena se afianza.

El lugar es muy agradable, en verdad, y mientras más tarde mejor, la verdad, los turistas se acaban  las calles quedan casi vacías, sólo tú, la lluvia y los venados.

Dicen que es un lugar popular para lunas de miel.

Ah sí, si tienes hambre, los lugares para comer abren después de las 9, digo por si se te olvidó reservar el desayuno del ryokan…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.