Me gusta leer libros, bueno, eso es un hecho, es lo que se puede ver en este blog casi todos los jueves, siempre que termine el libro a tiempo.  Pues llegó el momento en que di el paso al e reader, pues aquí van los resultados.

Un día en marzo encargué en Amazon un kindle, y su funda morada.  No tardó mucho en llegar. 24 horas. Mi papá lo recibió. Lo divertido fue que el manual de uso venia recargado en el aparato y te enseñaba sus funciones sobre el mismo instructivo.

¿Porque concluí que necesitaba uno?  no hay nada de malo con los libros convencionales, además retratan bonito. El problema es que pesan; soy floja y comodina.  A veces no llevo nada para leer porque pesa o no me cabe en la bolsa, ese es el caso particular de los cómics. Como ir a hacer tramites leyendo Ghost in the shell, ya ni lo saqué de la bolsa, no puedes hacer fila leyendo eso.  Básicamente fue eso, mi flojera y nulas ganas de cargar lo que me llevaron a adquirir un kindle.

Cuando llegó y aprendí a usarlo me di cuenta de todo su potencial. Primero que nada, no pesa. Segundo, la pila le dura un buen. Tercero, no es la clase de tablet que te quieran robar ¡está en blanco y negro.

En la pantalla principal puedes ver todos los libros que tienes y que porcentaje del libro llevas leído, incluso hacer colecciones por el tema que decidas. Cuando seleccionas el libro se abre en la página que te quedaste. Ajustas la letra, la luz y se vuelve agradable el asunto.

La función que podría decir es mi favorita es que si no entiendo una palabra o necesito contexto para comprender algo lo selecciono y me da la definición del diccionario el contexto en wikipedia, sin tener que ir a buscar el diccionario o quedarme con la duda a ver si más adelante sé de que se trata. ¿palabras con las que ha sucedido? Tiovivo= rueda de la fortuna; Albornoz= bata; Chanda= pants… y entonces vas leyendo que se quedó viendo el tiovivo y piensas wtf!

Otra de las cosas que hace, es generar un documento de puras citas para consulta posterior. Útil si estás leyendo cosas para subrayar.

Otra cosa cool es que los ebooks son más baratos que los libros físicos, un ahorro en mi economía, que no pesa. Ok, si es triste no tener nada nuevo que meter en mi librero, pero en esta última mudanza, lo más complicado fue mover las cajas de libros, más que la ropa. Con esto de los e books, creo que lo puedes leer y si en verdad amaste el libro conseguir la edición física de lujo.  Además, tengo la sombra del caudillo, ya en breve la leeré, ese no existe nuevo en librería, punto.

El kindle sólo sirve para leer, ni es agenda ni nada, solo leer. Meterse a Internet es ver páginas en blanco y negro. Al final es un libro muy delgado, cuya portada es la misma.

Baje uno de japones for dummies, y ya he leído varios libros ahi. me agrada lo accesible que es, sin tener que ir a la librería, preguntar y ver que sale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.