La crisis de la televisión

Últimamente he escuchado que la televisión mexicana está en crisis. No sé, es extraño pensar que cada vez menos gente ve Televisa y Tv azteca decidió que ya no hará más telenovelas. Cuenta la leyenda que la gente pone en mute los partidos y Chabelo ya salió del aire.

Hace muchos años que yo no veo la tele realmente, digo pongo el radio para oír noticias y la televisión como tal la uso para ver cosas en Internet y a veces cuando no hay nadie en la casa, como monitor grandote, pero sentarme a ver un programa en la televisión como tal, creo que solo los noticieros, Milenio televisión,  Teleformula en la mañana y CNN internacional cuando pasa algo muy horrible en el mundo.

Tiene tanto tiempo que no veo televisión que no sabía que estaba en crisis, asumí que sólo yo había dejado de ver la tele. Digo los programas de domingo suelen ser concursos de baile, canto o algo denigrante para el participante y para el espectador entonces, yo no soy su target y fin, a lo que sigue, una película, netflix o youtube.

Hace algunos meses, Chabelo, para los que no lo conocen (ya sé, puede ser raro) era un presentador de TV que salía todos los domingos por la mañana, el programa era de concursos y premios y anuncios de dulces y juguetes. TODOS los niños lo veíamos, yo personalmente envidiaba al afortunado niño que se llevaba su dotación de pingüinos o de Loreal Kids, en fin, recientes legislaciones prohíben que se anuncien productos con alto contenido calórico en horario familiar, para prevenir la obesidad infantil, porque México es primer lugar en obsesidad. El programa ya no tenía razón de ser, porque por mucho que todos queramos a Chabelo, el programa era un anuncio gigante de cuatro horas. Los niños dejaron de recibir dotaciones de dulzuras panosas y el programa se quedó sin patrocinadores. En diciembre se terminó… y el programa a pesar de todo era un referente.

El 31 de diciembre del 2015 México concluyó el apagón analógico. El gobierno regaló pantallas para que no te pierdas el fut, pero esas cosas nunca son suficientes y entre que no te tocó pantalla y denuncias de que la pantalla no sirve, mucha gente se quedó sin ver la televisión. Eso bajó el ratting de todo.

Televisa, decidió que iba a hacerle la competencia a Netflix con su versión de streaming de tv, llamado Blim, las burlas en los memes no hicieron esperar. ¿quien va pagar por ver lo que hay en la tele abierta? que además es ¡gratis!

taliapremio mayor

Yo dejé de ver la televisión abierta porque se me hacía muy estúpida, digo cuando era chica no había más, en mi casa nunca existirá la posibilidad de tener cable porque a la compañía de cable no se le da la gana, entonces hubo épocas en que veíamos novelas, digo todos los episodios del chavo del 8 me los sé, ya sé como va el gag.  Nunca se ha visto el canal 11 en mi casa, simplemente no agarra.

Llegó Directv, luego Sky y luego Dish y las telenovelas que era siempre la misma trama pero con cabellos y nombres diferentes dejaron de ser atractivas, no podían competir contra las series de policías, la posibilidad de poner las caricaturas en inglés.

Te metes a estudiar periodismo y ya no le puedes creer a López Doriga, así de simple.

Como me gusta más oír el radio, empecé a sintonizar un programa muy divertido llamado Dispara Margoth Dispara y ahí fue que me enteré no era la única que no veía televisión.  Resulta que televisa está en crisis, que la gente se empezó a dar cuenta que los programas que les meten son bastante malitos, que hay algunos que incluso insultan su inteligencia.

En 2002, Televisa lanzó la versión mexicana de Big Brother, 12 extraños en una casa y todos estuvimos pendientes de haber con que locura salían, no pasó nada, creo que uno se besó con la vaca y ya.  Fue un éxito, incluso referencias a Big Brother se insertaron en la cultura pop de los mexicanos. El año pasado, intentaron replicar ese éxito, pero… ahora sí a nadie le importó, quizá a los conocidos de los participantes pero hasta ahí.

Este año, empezaron los cambio a ver si la televisión tradicional jalaba gente. Quitaron el programa de Laura Bozo, dedicado a explotar la desgracia ajena, El noticieron estelar de Joaquin López Doriga ya no tendrá a Joaquin López Doriga, hicieron cambios en la plantilla de deportes, quitaron el noticiero de Brozo (un señor vestido de payaso que daba las noticias) Las telenovelas, bueno, esas siguen igual… La rosa de Guadalupe, pues ahi anda y en Tv azteca decidieron que ya no iban a producir más telenovelas y ya iban a comprar hits internacionales (y ahora tienen la telenovela de la vida de Juan Gabriel) el problema es que nadie las vio antes y las andan cancelando a las pocas semanas porque son de temática del narcotráfico y violencia que no se puede transmitir antes de las ocho de la noche.

¿Qué sigue para la televisión en México? primero que nada, es una gran lucha contra el internet, porque con un cable HDMI y una laptop puedes ver casi cualquier cosa en tu casa, gratis, de paga, pirata, etc.  Netflix ya destruyó a Blockbusters, yo personamente prefiero ver las telenovelas coreanas que a Victoria Rufo llorando, al menos leer subtitulos estimula mi cerebro.

Se necesita tomar en cuenta al publico,  digo Netflix al menos tiene seguimiento de lo ven sus clientes, así hacen sus series originales, de esa manera se creó House of Card , Dare Devil, incluso cancelaron Agent Carter, porque a nadie le interesó.  Ya no son los tiempos en que el Tigre Azcarraga hacía tele para “jodidos”, pero el Azcarraga actual, es peor, sólo le interesa el América y no parece darse cuenta que los grandes eventos deportivos se le están llendo. Primero Carlos Slim compró los derechos de la transmisión de los juegos olimpicos, los va tener el Once y el 22 no tienen fines de lucro, y las televisoras que podrían ahcer negocio, pues nada. Los partidos de futbol con equipos competitivos no se transmiten en televisión abierta, Jorge Vergara, dueño de las chivas de Gudalajara anunció que ya va transmitir sus partidos en internet.

Yo mejor veo el Pulso de la República en internet, no parecer que tengan miedo a que los censuren. Cada vez es más común encontrar cosas más interesantes de gente grabandose en su sala que toda la super producción de Televisa, aunque el Hotel de los Secretos, remake mexicano de la española Gran Hotel, donde la escenografia se ve de papel y veo atravez de los vestuarios corrientotes que les pusieron.

Yo no le tengo fe a la television abierta, no creo que mejores pronto y creo que cada vez me convieto más en el target de ventas de un roku o una smart tv.

Jime



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *