Kasamatsu Park II





Como ya había mencionado en el post anterior, Kasamatsu Park es más que sólo una telesilla y un mirador, también hay un templo, he aquí el como llegar a dichoso templo.

a bridge de Jimena Aguilar Machado en 500px.com

IMG_9730

En la taquilla de Kasamatsu park te ofrecen la opción de subir en un camión a conocer el templo, pero si no tienes ganas de pagar los yens extra puedes llegar caminando. No es tan complicado. Después del segundo, y más alto mirador, hay un sendero que te lleva  a una carretera angosta de carril y medio, y esta ahí donde suben los camiones que llevan al templo. Escalamos tranquilamente, hacía calor, curiosamente, ese día decidió no llover y ahí iba yo caminando y sudando como pocas veces en mi vida rumbo al templo, pensando “¿porqué le hago caso a esta mujer” al poco tiempo topamos con la tradicional señalización de templo. Creí estaba cerca, pero aún faltaba mucho. Lo bueno que traía buenos tenis, pensé en ese momento. Como cuarenta minutos después, dimos con una pagoda, por fin un paisaje como de postal japonesa. Esa era la señal de que ya estábamos cerca del templo. Seguimos caminando hacia arriba, hasta que dimos con la entrada del templo, pero la única forma de acceder era por medio del camioncito. Optamos por regresar tranquilamente. Yo empezaba a preguntarme ¿donde rayos estaban las maquinas de bebidas? en otros lugares había una cada 10 metros y aquí nada, supongo que era un lugar tradicional y de respeto. Había otro mirador,  tenía un señalamiento totalmente en japones. Según Antonella, decía que detrás de cada monte estaba Osaka, Kyoto, Tokyo e Hiroshima. La bajada fue más simple,  un poco resbalosa, pero simple. Como recompensa me compré un helado midori, osea verde, sabía a melón. De donde yo vengo ese verde es sabor limón, esas diferencias culturales…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *