Esta semana vi Justice League vs the Teen Titans, otra película animada de Warner y DC comics. Por lo visto producir estas películas es más fácil y rápido que las live action. Supongo que lo mejor de todo es que las escenas de acción no te pueden decepcionar.

Demian Wayne, el hijo de Batman, nieto de Ra’s al Ghul… eso debe decir mucho, es el nuevo Robin, Dick Grayson, ahora es Nightwing. En fin, no tiene intenciones de trabajar en equipo, no tiene porque según él, el chiste es ganar y resolver. Por eso Batman en su infinita sabiduría decide que va trabajar con los teen titans que en este universo es como una especie de fuerzas básicas de super heroes DC, comandado por Starfire.

En esta película podemos ver mucha acción, enfrentamientos épicos traídos a ti por la magia de la animación. El guión tiene sentido, no toma más que unos cinco minutos darte contexto y la película fluye bien.

En éste largometraje podemos ver parte de la re agrupación de los Teen titans, su función como familia substituta de héroes que no tienen familia o no pueden estar con sus respectivas familias. Aquí conocemos la historia de Raven, hija de Trigon, y todo lo que esto conlleva.

En esta película vemos como se conforman los nuevos Teen Titans y quienes ya son miembros de la Justice league, supongo que el universo se está re configurando.

La película está entretenida, no se siente como un épisodio muy largo, aunque esta agrupación de los Teen Titans cambia de la de la serie anterior y los Teen Titans go, ya acostumbrados a esos es raro ver a Beetle ahi, y que Cyborg ya sea de la Justice League.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.