Hablemos de David Bowie

Hoy, posiblemente toda la semana saldrá todo tipo de cosas respecto a David Bowie, porque se murió, quiza no sea un fenómeno tan grande como la muerte de Michael Jackson, que hasta en el metro podíamos conseguir su discografía completa, será algo como cuando Lou Reed murió, aún así, hoy se escucha su música.

A veces prendo la televisión en las mañanas y como estoy tan dormida no sé bien que está pasando en las noticias, hoy estaba David Bowie en su etapa más androgina en la tele y el conductor anunciaba que acaba de morir de cáncer. Lo primero que pené, que incluso twitte fue: Que estabas haciendo cuando se murió david bowie? Y yo responderé “friendo un huevo con tocino”, cuando mataron a Lennon la gente dice que viendo un partido de Futbol americano. Cuando Cerati creo que también estaba preparando un licuado…

Mi relación con David Bowie, bueno, su música, empezó con la canción Life on Mars?, mi segunda favorita del señor. ¡Lo tiene todo! piano de inicio, una letra que dices ¿que demonios? la pregunta que no parece tener nada que ver y el coro de los marineros peleando. La escuché muchas veces ese verano, entonces, llegó el momento en que había que conseguir más canciones y que aparece el The Rice and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders From Mars, Ziggy Stardust para abreviar.  Entonces entiendes porque es un clasic album, yo ahí me quedé con el señor. Canciones como Starman, Lady Stardust , Moonage day dream, Hang of to yourself… es un album concepto y me agrada. Si me preguntan de el contesto que me quedé en el Ziggy, aunque suene poco fan, digo, todo lo que presenta ese disco es lo que busco escuchar, por eso ya no oigo nada contemporáneo, no entiendo la música indi o hipster, no me presenta cosas como Lady Stardust (amo el piano de esa canción)

space oddity

Creo que mi absoluta canción favorita de David Bowie es Space Oddity. La cuenta atrás que sólo escuchas con audífonos… bueno, la letra, ¡Todo! la que siempre resulta agradable que salga de sorpresa en el RockBand. La verdad es que la canción me gustaba, pero lo que la vuelve special es que hasta se convirtió en soundtrack de cuando fui a Japón. Ahí encerrada en un avión, faltaban como cuatro horas para llegar, toda nerviosa, no hablo japones, no sabía como me iría en migración, traía una caja llena de mole y una navaja suiza que documenté envuelta en una toalla, nunca en mi vida había visto un tren bala y ahora debía tomar un par y llegar al otro lado de la isla antes de las tres de la tarde hora local y entonces sale Walter Mitty, tomando un helicoptero y un barco para llegar a Islandia y no tiene idea de lo que encontrará y suena Space oddity y Mayor Tom tiene la mejor vista que nadie nunca conseguirá pero se perdió para siempre… y luego volteas a la ventanilla del avión y es el mar azul, no sé si ya iba como por Hawai, pone las cosas en perspectiva, a ver que sale al llegar.

Antes de escribir este post escuché el último disco de David Bowie Black Star, según Spotify, salió el 8 de enero. No sabía que había disco nuevo, mi jefe me dijo y comentó que si lo escuchas suena como una despedida, sobretodo una canción llamada Lazarus. A mí me parece que es un buen cierre la última del disco I can´t give Everything away.  Esta bueno el disco por cierto.

Me agradó conocer la música de David Bowie, siempre parte de mis playlist de Spotify. Que bueno que la música que me gusta está en formato digital, no sé haría si nada más me quedara escuchar Indie, hipster y regeton.

Jimena

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *