Good Morning Call, llevando la convivencia forzada a extremos nivel Japones




Para no perder la costumbre, hablaré de otra serie original de Netflix, Good Morning Call , al igual que Atelier, es de netflix Asia, Japón para ser específicos. Su peculiaridad, es el live action de un manga, eso si no me lo había topado antes en Netflix.

Estaba de vacaciones y me senté a hacer maratón de lo que me gusta llamar “mi novela”, Me tomó dos días verla completita los 17 episodios de una hora, (vacaciones dije) en fin.

Good Morning call está basada en un manga con el mismo nombre, incluso en el intro te ponen a los del manga en lugar de los del live action, eso al principio me hizo cuestionarme cosas y luego ya lo investigué.

En fin, Nao y Urehara rentaron el mismo departamento por una estafa de una inmobiliaria, cada uno creía que iba  a pagar 80 mil yens o algo así, pero que a todos los personajes les sonaba muy barato por la zona y el tamaño. ¡Sorpresa! costaba el doble y ninguno de los dos podía pagarlo.

Los papás de Nao se fueron a vivir al campo a encargarse de la granja y se iba a quedar sola hasta que hubiera lugar en el dormitorio de la escuela y Urehara no tiene papás y salió huyendo de la casa de su hermano y su cuñada Yuri, de la cual estaba enamorado inicialmente.

Van a ver a la casera y les explica la situación, nao no quiere irse al campo y Urehara realmente no puede pagar otro lugar por lo que deciden vivir juntos. Urehara es tan popular en la escuela que cuando pasa por los pasillos las niñas se ponen como si se tratara de una estrella k pop o algo así.

Es una historia llena de dramas, literal cada episodio termina en el inicio de otro drama, es como si nunca descansaran, se resuelven los problemas familiares de uno para entrar con los problemas familiares de otro, y cuando se resuelven, sale gente nueva el punto es que es mucho drama y debe ser estresante vivir así. Supongo que la serie aplica para maratón, porque te empiezas a preocupar por los pobres chamacos. Digo a Nao le hacen bullyin rudo por que creen que es novia de Urehara y las niñas de la escuela son muy crueles.

En conclusión, es una serie dramática, como todo el animé dedicado a las niñas, sí, es como ver una novela de la tele, tiene muchos giros inesperados, pero tres episodios después te puedes imaginar el final o un figurado del final.

Tiene chistes que pueden resultar universales (porque no entiendo japones) y situaciones cómicas, pero en general se meten en situaciones muy desesperantes.

No creo que sea recomendable para todo público, fin.

Jime

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *