Pues, de visita a casa de mis papás había fresas y en la vida se nos atravesó queso mascarpone Una combinación para hacer postre.

El queso mascarpone es una de esas cosas deliciosas del mundo. Sabe bien solo, con un poco de azúcar revuelta, con unas gotas de miel, en un pan salado, dentro de un cannoli.

El queso mascarpone NO es light, al contrario… tiene muuuchas calorías.  Casi casi, es pura grasa….

Resulta que el queso mascarpone es la fermentación de la nata que sale del proceso en el que se hace queso parmesano. Entonces, sólo es un especie de crema muy espesa untable, dulzon.

 

 

 

Ok, empecemos:

Ingredientes:

Mascapone al gusto

Fresas al gusto

Media cucharada de azucar (opcional)

Instrucciones:

Lavar exageradamente las fresas (tercer mundo, cisticerco de fresa, agua no muy limpia) y cortar la parte blanca de la fresa.

Ya que estén secas y muy limpias las fresas se deben cortar en finos pedazos a lo largo.

Cuando tengas la cantidad deseada de fresas procede a revolver el mascarpone con azucar opcional.

Es casi como hacer fresas con crema, pero esta es crema más espesa 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.