Experimentos con Aceite de coco

Últimamente he leído mucho acerca del aceite de coco, es más lo hacen parecer la piedra filosofal, después de varios artículos al respecto, decidí experimentar en los ramos del aceite de coco que podrían interesarme, estos son mis resultados.

image

Conseguir aceite de coco es relativamente fácil, al menos en México hay tres marcas de este producto. Se puede conseguir en casi cualquier supermercado. El frasco de 500 ml cuesta aproximadamente unos $70 pesos. Viene en estado sólido, es de color blanco, obviamente.

Freir el desayuno

Ok, freír cosas, con aceite es el uso más lógico. Según diversas publicaciones en internet, freír tu comida con aceite de coco es más saludable que aceite de canola u oliva.

image image

En mi caso decidí hacer huevo con jamón y uno que otro pimiento,  de sólido pasó a liquido muy rápido, prácticamente en cuanto tocó el sartén. El jamón y los pimientos friéndose olían muy bien, con un toque dulzón, de verdad se antojaba. Cuando agregué el huevo el olor mejoró, digamos que si daban ganas de comer el desayuno.

Cuanto me serví mi plato y empecé a comer sabia ligeramente a coco, no sé, fue extraño. Eso si, el desayuno estaba bien cocido, y olía bien, lo raro era el dejo de coco. No sé si lo vuelva  hacer, supongo que seguiré con el aceite de oliva, por el momento.

Sustituto de crema para café

 

Otra de las supuestas maravillas del aceite de coco, según internet es que se puede usar como crema para café y lo intenté, dos veces, es que se supone que una cucharada hace lo mismo que comer aguacate, ok, necesito más fuentes.

Bueno, el primer intento fue desastroso, el café quedó grasoso, se le hizo una capa estilo caldo de pollo arriba. Sabía demasiado a coco, y cuando se enfrió se solidificó y volvió a ser blanco. Raro todo el asunto, no sé porque lo volví a hacer la verdad.

image image

Pero lo volví  hacer con menor cantidad y el resultado es totalmente diferente, si le hechas menos de una cucharadita se hace la cobertura caldo de pollo, tiene un suave toque a coco, pero no sientes que tomas grasa. No sé porque hice esto, si yo ni crema le hecho a mi café, bueno,soy curiosa (ノ゚⊿゚)ノ.

No sé si recomendar esto.

Uso tópico

image

Después de tanta experimentación, concluí que mi inversión no sería tan desperdiciada si le encontraba un uso, al menos externo. Internet decía que podía hidratar el cabello. Entonces ahí voy con mi cuero cabelludo a llenarlo de grasa. Digo no me pareció tan descabellado tomando en cuenta que mi shampo dice que trae aceite de coco.

El resultado fue satisfactorio, mi cabello se hidrató, no se hizo seboso y era suave, empecé a sentirme menos decepcionada del aceite de coco.

Internet dice que hidrata la piel y que sirve de bloqueador. El uso como bloquador NUNCA en la vida lo aplicaría, digo si en la playa te lo venden para broncearse… pero el hidratante si hice la prueba, después de observar los resultados en mi cabello. Las formas de usarlo según Internet decían que rápido se disuelve en la piel al contacto. Pues en mi caso, se portó más como un M&M, en fin puse poquito y si resultó ultra hidratante. Mis manos fueron muy suaves día y medio.

Ok, esas son mis conclusiones respecto al aceite de coco. No sé si llegue a ser parte de mi dieta diaria, quizá de la rutina de belleza.

Bueno, eso es todo por el momento de mi y el aceite de coco, Dios ¿a donde vamos a parar?

Jimena



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *