Estas mañanas heladas que empiezan a ser más frecuentes, no sé si porque ya se acerca el invierno o si el cambio climático nos está matando lentamente de frío. El hecho es que cada mañana las ventana amanecen empañadas y me planteo el dilema de levantarme o permanecer inmóvil a ver si sale solecito.

Las mañanas frías me parecían algo normal, si creces en Pachuca es un hecho que desde Septiembre te tienes que abrigar, cambias a sudaderas más gruesas, para noviembre ya empiezas a ponerte guantesitos en la mañana, diciembre el horario de la primaria se recorre de 8 de la mañana a 8:30.

Cuando me mudé a la CDMX, el frío no era tanto, ha ido incrementando gradualmente, llegado al punto de estarte congelando a la sombra y buscar cualquier rayito de sol a ver si te calienta.

No sé si es el clima o el cansancio de que ya se acabó el año o el mood de que serán pronto los días festivos, pero en las mañanas es como si te vieras imposibilitado a moverte, es como si ya mientras dormías adoptaste una posición, estás caliente y ¿como para que moverse? si lo haces te dará frío y ya será necesario levantarse moverse, buscar la bata o a ver que. Ni ganas de abrir los ojos.

Es la mejor temporada del año, un vez que superaste el tramite de levantarte, eso si.

Pero el frío tiene algunas ventajas, como sacar los suéteres de colores, bufandas tejidas. Empiezan a dar ponche por le simple hecho de que es lo de temporada. El chocolate caliente con churros como parte de todo menú.

Por el frío inventaron los guantes para celular, que si te dejan activar la pantalla táctil.

Yo creo que la ropa de invierno es la que mejor se me ve, no sé porque, me gustan los suéteres, supongo que eso.

Estas mañanas de invierno que no dan ganas de levantarse, nada más quieres quedarte ahi, abajo de las cobijas viendo como lentamente se van desempañando las ventanas, mientras te tomas un rico té calientito y lo que pase fuera de la ventana no importa realmente.

Sí, diciembre se antoja mood de vacaciones hasta el próximo año. Traiganme otro frente frió, así si lo aguanto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.