El sol y el acero





No sé como llegué a este libro, el libro me hizo señas atrás de la vitrina (además estaba bajo llave) y así fue como empecé a leer El sol y el Acero del escritor japones Yukio Mishima.

El sol y el acero es un libro muy delgadito, que de entrada el autor te dice, esto es biográfico, pero en algunos casos es exagerado lo que leeras. Supongo que lo exagerado es lo que a él le hubiera gustado que le pasara.

Tengo que confesar que este es libro más complicado al que me he enfrentado hasta ahora, pensé que ese era el titulo de Grandes Esperanzas  pues no, apareció algo que me hizo regresar más páginas.

La tesis de este texto es que Mishima nos explica como formó su espíritu y su cuerpo por medio del sol y el acero y como los descubrió y aplicó en su vida. Literal la luz del sol y acero de las pesas.

El texto dice que conoció el sol el verano que acabó la segunda guerra mundial, para su ubicación geográfica… bueno el resultado no fue el mejor, creo que este punto es importante, porque a partir de que Japón perdió la guerra y Estados Unidos intervino decidieron que de ahora en adelante el emperador sería una figura ornamental. Resulta que al buen Mishima no le encantó la idea… nadie le hizo caso realmente.

En fin, antes de conocer el sol, a Mishima lo tenían encerrado y la idea de conocer la luz y el calor de esta estrella cambió su percepción de todo. Luchó por sentir el sol. Luego mientras se asoleaba, conoció el acero en las pesas. Había algo fascinante para él en crecer sus músculos.

Mishima quiso ser piloto kamikase en la segunda guerra mundial, pero como creyeron que estaba enfermo no le dieron nada. Eso también contribuyó a lo que se puede leer en este texto, porque buscó la posibilidad de ser parte del ejercito.

Resulta que en el primer año de la carrera nos pusieron el cortometraje “Patriotismo” de Mishima, una obra en tres actos de un harakiri. Hace ocho años que lo vi no lo capté, hoy ya entendí… creo. Era como una nota para la forma en la que acabaría con su vida.

Este es un texto complejo, que te lleva a la introspección, tanto del autor como de tu persona. En conclusión, nuestras experiencias nos forman, para él, el sol y hacer ejercicio contribuyó a sus ideales, que nadie peló, pero dicen que sus obras son increíbles, buscaré una novela o cuento de él y cuando lo lea pensaré en su descubrimiento del sol y el contexto de la guerra y postguerra en el que vivió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *