El niño y la bestia

Hoy hablaremos de una pelicula que vi casi sin querer en Netflix, el Niño y la bestia, de esas de animaciones japonesas donde el mundo real y los espíritus sintoístas (esa interpretación le di) convergen.

Ren quedó huérfano y sus nuevos tutores legales no tenían la mínima intención de buscar a su padre, Ren no planeaba vivir con ellos y salió  corriendo por la calle. Llegó a Shibuya y encontró un hueco entre dos edificios, se metió porque Yolo y llegó a un mundo diferente, como un mercado de la era Meiji pero todos los habitantes de ese lugar eran animales antropomorficos.

El niño y la bestia

Al no poder encontrar la salida de ese mundo Ren se queda ahi como discípulos de Kumatetzu, un oso antropomorfico de mal carácter.

Ellos funcionan como una especie de familia, porque tienen un pasado similar y el mismo carácter.

Niño y bestia

Es una pelicula entretenida, que no tiene nada que ver con nada de los que me acostumbró los Estudios Ghibli, la animación esta increíble sin irse al 3D. La historia es entretenida, como de espíritu guía y crecimiento espiritual para el protagonista.  Dura como hora y media, y la verdad se pasa rapido. Esta entretenida.

Se puede ver en Netflix en español o en Japones.

jime

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *