El mundo de lo políticamente correcto

Estaba pensando en lo que es lo políticamente correcto, que es básicamente decir algo sin que se ofenda nadie y en la búsqueda por expresarse “correctamente” a veces salen aberraciones peores de lo que intentabas decir.

El venía pensando en el metro en las declaraciones del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como “El Bronco” sin relación con “Sergio el Bailador” u otras canciones de la agrupación.

Salió en redes y medios tradicionales que el gobernador declaró que “los papás deben decirles que a las niñas gordas nadie las quiere”, directo al Trending Topic,  yo lo primero que pensé fue ” Si mi papá me dice gorda cada que lo veo, ¿qué problema?” Luego el Bronco salió a decir que a lo que se refería a era a niñas embarazadas, ahí si suena peor. Luego salió la noticia completa y en contexto se entiende perfectamente lo que quiso decir, pero… las formas, las formas son el problema. Lo que dijo, bueno ese es otro problema, totalmente diferente a la obesidad.

Primero que nada yo no quiero defender al Bronco, no sé por que me recuerda a Fox y ya rallando en esos terrenos… son indefendibles. Mi punto es que hay que expresarse bien, no más. No endulzar las cosas, no ponerles sobrenombres e intentar complacer a todos los grupos de opinión, porque eso es imposible. Al menos expresándose debidamente se molestará quien debe, pero todos recibiremos el mensaje como debe ser.

Un día hice una entrevista en la CNDH, y recuerdo que en la pregunta use el concepto “personas con capacidades diferentes”, el entrevistado me regañó y me dijo “No, ese no es el termino correcto, es personas con discapacidad” Me dio una pena, yo queriendo ser políticamente correcta.

Seguir en un mundo donde todo es políticamente correcto es caer una forma de autocensura, hay cosas que son necesarias de expresar tan como son. Volviendo al Bronco, no es lo mismo decir a las niñas obesas nadie las quiere  que a las niñas embarazadas nadie las quiere, digo ambas son discriminatorias, eso es obvio, pero no es la misma problemática. Aquí el problema es que el señor quiso hacerse el simpático con un chascarrillo, fue coloquial como Fox con su “lavadoras de dos patas”  “Comes y te vas” con Fidel Castro grabando la conversación.  El problema es que en cuanto asumen la investidura de presidentes o gobernadores ya no están en campaña, ya deben convencerte con acciones no siendo carismáticos.

Me gusta ver Family guy, porque es gracioso, se burla de la cultura pop y no cae en tanto toilete humor como South Park. Me agrada que cuando van a hablar de algún tema controversia le componen una canción que lo explica todo, y como es pegajoso el jingle y entonces eso lo suaviza un poquito, sin perder lo que quería decir; I <3 Seth Mc Fairlan.

En conclusión, hay que hablar correctamente, eso evita muchos problemas a futuro con citas y referencias.

Jime



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *