El camino a Amanohashidate





La beca de voluntariado que tomé era en Youth Hostel de Amanohashidate, entonces había que llegar al pueblito. La manera más rapida para hacerlo era en el Hashidate Limited express.

DSCN9399

Tomé el tren a Amanohashidate en Kyoto station, medio tramo no lo cubre el Japan Rail Pass y entré en crisis porque no hallaba donde pagar la diferencia y nadie me sabía decir. Entonces ya resignada me senté en el anden 30 a esperar el tren. Antonella, la chica italiana con la que iba a la beca y yo quedamos deacuerdo de tomar el tren de las 10 de la mañana para llegar juntas a las 12 y que la gente del hostal no diera tantas vueltas.

Me dieron un asiento resevado en un vagon que iba lleno de viejitos en un tour, les dieron bentos y no tardaron mucho en abrirlos. El vagón olia a curri y gengibre.

Como iba a la provincia de Japón casi no había nada en inglés. El tren decia los nombres de las estaciones, pero sólo en las importantes lo anunciaban en inglés. Me daba tranquilidad que yo iba a la última parada.

Traia un oniguiri del supermercado. me lo comí lentamente, no quería quedarme con hambre, el desayuno del hotel de Kyoto no sé si me iba a durar, dos panes tostados untados de mantequilla, jugo de verduras  y un huevo cocido.

En el camino me asomé por la ventana, llovía pero el paisaje era tan verde. Empecé a entender los paisajes de los animes, no son una idealización del autor, realmente se ven así. Simplemente increíble. Esa sensación de verse dentro del anime… indescriptible.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *