De Profundis

Hola gente del internet, hoy me parece buena idea hablar de De Profundis, la larga carta dedicada a “Bossie”, que escribió Oscar Wilde durante su encierro en prisión.

Oscar Wilde era llamado un “excéntrico” en su época, a veces me pongo a pensar ¿qué demonios quieren decir con excéntrico?, él era un dandy, le gustaba vestirse bien, a la moda, pero más elegante,  digamos que lo que hoy en día llamaríamos metrosexual, pero Oscar Wilde era gay, en una sociedad donde serlo era delito, literalmente delito de cárcel y vergüenza pública.

Oscar hizo todo bien, para la época, se casó tuvo hijos, era un ciudadano honorable, con su secreto, pequeño detalle, andaba con Lord Alfred Douglas, hijo del Marqués de Queensberry.

Al Marqués no le gustó la idea, y lo atacó públicamente, Oscar Wilde lo denunció por difamación y salió peor, porque su juicio de por difamación se volteó a uno por indecencia pública y sodomía contra Oscar por corromper a Lord Alfred Douglas, perdió y fue sentenciado a  dos años de prisión, digo, le fue mejor que a Alan Turing, pero de todas formas…

Entonces, el buen Oscar escribió una larga carta a su ex novio, lo llama cariñosamente Bossie, habla de la relación, de cómo era bella y a la vez horrible, que él era un caprichoso,  que tenía talento pero que no lo explotaba.

La carta es como un lamento por su situación actual, una reflexión de lo significó la relación y los buenos momentos que tuvieron.  Es como si esperara que Douglas le contestara, pero nunca lo hizo, y no lo hizo, en el fondo sabía que no lo haría  porque también estaba consciente de que Bossie era un cobarde.

La carta está escrita por alguien enojado y decepcionado, que se siente solo y traicionado, que amó demasiado y eso acabó mal.

Es un texto para reflexionar, a Oscar realmente no le quedó nada después de ese juicio y lo sabe. En el fondo le hubiera brincando consuelo saber algo de Bossie, que le escribiera y le dijera que lo quería a pesar de todo,  pero sabía que nada más no.

Cuando Oscar Wilde salió de la cárcel no pudo recuperar su vida de artista. Su familia se cambió los nombres, ya nadie quería ser visto con él y evidentemente nadie tenía pensando publicarlo.

Cuatro años más tarde murió solo en Francia. De Profundis fue como el previo de lo que seguía, porque en el libro se lee la soledad, que fue creciendo.

Oscar Wilde se dedicó a hacer comedias,  como si hubiera querido vivir en una, digo eso lo vimos en La importancia de llamarse Ernesto, pero en De Profundis obtienes un resultado trágico.

Jime



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *