De la Reforma Energética

Dos años después de todas la modificaciones a la constitución que permitieron la Reforma Energética en 2013 y todas las leyes secundarias promulgadas en 2014, no parece que se estén cumpliendo las cosas que nos prometieron en los llamativos spots con el tipo que se movía entre animaciones.

Hoy tenemos un aumentos en la tarifa energética para consumidores que les llega el recibo por más de $500 pesos y un nuevo gasolinazo. ¡Pero nos prometieron que los precios bajarían! que habría mayor competencia y entonces todo sería más barato, hasta se hicieron leyes para hacer competencia. ¿Qué fue lo que pasó?

Veamos, vamos muy atrás. México siempre ha vendido petroleo es el único recurso mexicano que literal fue motor de la industrialización. Desde la Expropiación petroleara de marzo de 1939 por el presidente Lázaro Cárdenas, todo lo relacionado con el petroleo lo manejaba Pemex. El petroleo era un bien nacional y con el petroleo nadie se podía meter.

Al haber alternancia, desde el 2000, una propuesta de los Panistas era privatizar el petroleo y generar competencia, esto bajaría los precios de la luz y gasolina. No sonaba tan mal, hace 10 años cuando el barril de crudo se vendía en $100 dólares. No hoy que fluctúa entre los $40 y $30 pesos, ya cuando hay turbulencia internacional $25.

Esta crisis de precios petroleros no es exclusiva de México, es internacional, todo el mundo la está pasando mal, en mayo o menor medida. Hasta los países Árabes tiene problemas. ¿No me creen? vean a Venezuela, el Chavismo se podía sustentar porque había dinero con que, Chavez vendía petroleo, intercambiaba bienes y servicios por petroleo y la mezcla venezolana era más cara que el crudo mexicano… Hoy Maduro entre que no sabe, y  que no es Chavez tiene un desastre entre sus manos.

Una vez leí que el crecimiento de Rusia era similar al de México, es impactante ¿no? digo Rusia es como casi potencia, tienen gas natural, recursos, Putin es el único que se atreve a alzarle la voz a Obama, pero tienen broncas económicas, por su petroleo.

La reforma energética no salió bien, era evidente que sería un desastre cuando la ronda uno para repartir pozos y concesiones un par de empresas participaron, no más, el petroleo perdió su valor y ya no es negocio. ¿porque no es negocio? bueno, existe una cosa llamada gas shale o gas de lutitas, no es petroleo, pero es un energético. hace no mucho, Estados Unidos descubrió que tenía mucho, ya no tenía que completar comprándole petroleo al resto del mundo… entonces había sobre producción y cuando hay mucho oferta y poca demanda los precios caen.

Ahora, desde el punto de vista interno, la estrategia para hacer funcionar la reforma energética era clara, desmantelar Pemex para que los inversionistas extranjeros llegaran a ocupar los pozos… esa parte si funcionó, pero el barril que un día llegó a los 29 pesos era más gasto extraerlo que venderlo. Entonces hoy tenemos un Pemex semidesmantelado, produciendo menos de lo que hacía hace tres años, sin inversión extranjera, con una crisis de precios de petroleo. Privatizar el petroleo no era tan mala idea hace 10 años, pero no era una reforma viable debido al multipartidismo del Congreso Méxicano, cuando por fin el partido del gobierno y la mayoría en el congreso eran del mismo partido ya no era tiempo para privatizar.

Hoy no hay Pemex; Petroleos Mexicanos era como la caja chica, ahí siempre había dinero, ahora no hay dinero, nadie quiere petroleo, nadie está ocupando esos pozos, Pemex es donde más recortes se sufrieron y como la crisis continúa y no hay nada más que recortar de Pemex, pues… hay otras dependencias públicas que recortar, ¿qué tal Comunicaciones y Transportes? no necesitamos más puentes. ¿Educación y Desarrollo Social?… no van a generar beneficios a corto plazo de todas formas. Entonces el Gobierno Federal hoy no tiene dinero, la deuda subió con turbulencia económica ¿quien quiere invertir?

En conclusión, esta reforma no salió, pero el hecho de que no saliera es un problema que nos afecta a todos, hay crisis porque no salió y lo que es evidente ¡Nadie quiere petroleo Mexicano! Me parece que la mejor opción sería dejar de importar gazolina, quizá no sea tan mala idea reactivar Pemex, digo nadie quiere nuestro petroleo. Hay que hacer refinerías y vender gasolina, al menos nosotros mismos la compraríamos, para que no subiera tanto, evitarnos broncas de gasolina china que causa contingencias ambientales como la que tuvimos. Si nosotros refináramos gasolina no la estaríamos pasando tan mal, independientemente de la apertura al mercado petrolero que tenemos. Honestamente no creo que pase, pero es un lindo pensamiento creer que un día habrá montón de refinerías mexicanas exportando gasolina.

Fin

Jime-300x90




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *