Cumbres borrascosas a mí parecer es un drama adolescente del siglo XIX, no quiero decir que sea Twilight, porque Emily Brönte no sentó las bases para 50 shades of grey y se tomó la molestia de crear una estructura tipo matrushkas en esta historia, pero la trama si es muy adolescente, a pesar de la calidad de la estructura.

Cumbres Borrascosas fue la única novela escrita por esta hermana Brönte  y al parecer con eso tuvo, porque  para la reedición, ya había muerto…

El libro inicia con la historia de Lockwood, el narrador, que llega a rentar la Finca de los Tordos o Thrushcross Grange en inglés, quiere conocer a su casero un tal Heathcliff. Lo reciben mal, casi lo corre,  aparte le toca conocer al resto de la familia que queda: la nuera de Heathcliff y el como sobrino de Heathcliff, todos amargados, y todos odian a Heathcliff.

La señora Dean, ama de llaves en la casa rentada, le cuenta la historia de porque Heathclif es lo que es y porque todo aquel que se ve vinculado con él tiene un destino tan… deprimente, en el mejor de los casos.

La historia va alrededor de la llegada a Cumbres Borrascosas de Heatcliff cuando era un niño y continua de tal manera que todo lo que toca este personaje se va degradando lentamente. Son tres generaciones de personas que tuvieron que conocer a Heatcliff y aguantar sus arrebatos de venganza.

La estructura del libro va desde el punto de vista del narrador, lo que cuenta la señora Dean y los secretos se van descumbriendo mientras se revela un pasado, algo triste.

Recomiendo este libro porque no  hay perdida, pero a la hora de que se lo encuentren en la librería, lo renten, consigan el pdf o algo así recuerden, es un drama, cursi y creo que la autora, a pesar de toda la carga negativa que le pone a Heathclif ella misma empatizó con él y ella también tiene una relación de amor y odio con él. A pesar de lo duro que es él, te da como lastimita, porque él mismo se cierra las puertas para ser feliz sentirse menos mal con su realidad.

Y preparence para mucho drama. Es que yo no entiendo eso de enfermarse y contraer fiebres por pleitos entre marido y amante, yo más bien creo que no cocían la carne o no hervían el agua o les picaban mosquitos tropicales traídos de las Americas o algo así  porque ni el estrés de un puestazo en una transaccional causa esas cosas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.