Crónicas de videojuego

Yo no soy gamer, no crecí con videojuegos, no conosco a todos los personajes de Nintendo, juego con mi tablet y no conosco a Hideo Kijima y su legado en Metal Gear, no sé quien es snake y solid snake… Así de plano.

Pues está semana decidí probar suerte jugando videjuegos, bien, en una consola real. Siul me prestó su Xbox One. Empecé con Dragon Ball Xenoverse. Creo que es una estrategia de mercado bien lograda para los nuevos lanzamientos de Dragon Ball la resurección de Freezer y la serie Dragon Ball super. La trama del juego evoca a la nostalgia de los buenos tiempos de Dragon Ball Z, antes de GT.

image

El juego consiste en que Trunks te recluta para su patrulla del tiempo porque hay una pertubación en la linea temporal de los acontesimientos de Dragon Ball. Tu tienes que luchar para reacomodar las cosas como deberían ser. Es muy divertido.

Yo voy mal, muy mal, me tomo una tarde aprender a usar el joystick, una tarde acabar con los saibanman y otra derrotar a Nappa. ¡Nappa! Asi de mala soy, hoy toca Veggeta cuando se convertía en mono.

No sé que vaya a pasar con el videojuego, pero una vez que empiezas a entender como usar los controles, se vuelve emocionante, no sé es como sentir la acción de los personajes que peleaban a la hora de comida.

Freezer me va aniquilar, es un hecho, pero hay algo desestresante en los videojuegos de peleas, osea das golpes, ganas, destruyes cosas. Es relajante, digamos que golpeas a Nappa, porque no es correcto golpear a los que te rodean, te pueden denunciar por lesiones…

Ojalá llegue con Majin bu y no sea horrible.

Jimena

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *