Cómo preparar una taza de té

Una de esas cosas de la vida que nunca está de más es beber té. He aqui la explicación de como hacerlo bien, sin azúcar al final.

Es fácil, hierves agua, la dejas reposar tantito, en lo que encuentras una taza inspiradora,  resulta que el agua recien hervida cuece las hojas de té y se amarga.

Paso dos, cuando se enfrió un poquito se hecha la bolsa de té o las hojas  sueltas. Se deben dejar tres minutos, no más, porque el té se amarga, seguimos con eso de que se cuece. En el té negro no es tan estricto el asunto, el límite son cinco minutos.  El té de jazmin parece vengarse de que pasaste de tiempo, creo que es el que más amargo queda.

Si quieres concentrar el sabor se pueden añadir más bolsas de té, pero el tiempo limite sigue siendo tres minutos. PUNTO!

Después de retirar la bolsa está listo para beberse.

jimena

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *