Avena en frio




Para no perder la costumbre, tengo que buscar alternativas de desayunar rápido, ensuciar lo menos posible y salir corriendo todas las mañanas, ya me había topado con la avena en frío, pero ahora tenía muchas manzanas, canela en polvo y ganas de cambiar de sabor.

Ok, la avena en frío es mágica porque me ahorra tiempo y no explota sobre la estufa. Se queda en el refrigerador y se hace sola en la noche. Si ya no hace frío en las mañanas, está bien.

Ingredientes:

  • Avena
  • Manzana
  • Leche
  • Chia
  • Canela

Instrucciones:

Colocar la avena, chia y canela en un recipiente con tapa.

Cortar la manzana en bite sizes y agregar al recipiente con el resto.

Añadir la leche al gusto. y revolver con una cuchara para que todos los sabores se incorporen y la chia al inflarse no se quede pegada a las paredes del recipiente.

Refrigerar toda la noche.

¡Listo!

Se puede usar cualquier leche, yo uso de coco, porque es la que tengo ahorita, y porque literalmente no tomo leche de vaca, no es que sea vegana, es que no me gusta, no tomo leche desde que no vivo con mis papás. También funciona con leche de almendras, agua si no, se hace raro.

Pues suerte con la receta y salgan corriendo de su casa como yo 🙂

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *