Spread the love




Pues, para continuar con esto de ordenar las finanzas personales, decidí que era momento de experimentar con una cosa que me topé mucho en pinterest, el método de los sobres.  Pensé que no era tan mala idea experimentar un poco.

Una forma para monitorear en que demonios estás gastando es usar efectivo. También sirve para trabajar en el autocontrol a la hora de querer gastar. Entonces, después de leer varios post al respecto,  agarré mi hoja de excel y me puse a desglosar mi quincena. Todos los gastos forzosos los clasifiqué en lo que sería su respectivo sobre. Fui al cajero y saque lo que sabía iba a necesitar.

Por ejemplo, calculé para comidas fuera lo que me gastaría si los 7 días de la semana pido el menú de la cafetería de mi trabajo (aunque solo voy 5 días, no fuera a ser que falte) calculé cuanto me gasto aproximadamente en dulces, chucherias y tonterías que se me atraviesan que no pasen de $50 pesos. De regreso a mi casa compré unos 10 sobres y me puse a decorarlos según su categoría, incluso hice sub sobres, para repartir la quincena más adecuadamente, más que nada me daba paranoia llevar tantos sobres en mi bolsa.

Me puse a decorar los sobres con wachitape, para ubicarlos rápido a la hora de pagar. Les escribí su rubro de todas formas. Entre mis curiosidades busqué una cartera donde me cupieran mis sobres sin arrugarse.

La verdad es que los primeros días no los ocupé, llevaba lunch, no me detuve en el 7 eleven del camino a comprar café o dona.  Empecé a notar que me molestaba sacar billetes y moneditas de un sobre hasta el fin de semana. Luego decidí que no me importaba mucho que la fila se retrasara atrás mi al pagar porque esperé pacientemente mi turno. La verdad es que mi parte favorita fue cuando iba  hacer el cambio del dinero de la siguiente quincena y todavía quedó. Me inventé un sobre titulado, lo que va quedando, a ver cuanto se junta.

Tener el dinero físico, hace más difícil que te lo quieras gastar, porque es diferente a pagar con una tarjeta, en la tarjeta no vez como la suma se va haciendo más chiquita cuando compras algo, hasta que vez la app del banco. Aquí veías como uno de $200 se convertía en tres de $50 y luego dos de $20 y monedas.

En conclusión, fue una buena medida para monitorear en que se va el dinero, ver que se puede recortar y fomentar el autocontrol, en mi caso es probable que lo haga un par de meses más, hasta que se fortalezca mi autocontrol gastalon.

Instrucciones de como implementarlo.

  1. Calcular los gastos
  2. conseguir los sobres necesarios
  3. decorarlos (si se necesita)
  4. tienes absolutamente prohibido cambiar el dinero de un sobre a otro, si se acabó el dinero del sobre se acabó, porque es igual que en las tarjetas de débito, cuando se acaba se acaba.

Tengo curiosidad de ver cuanto se ha ido juntando en el sobre titulado “Lo que va quedando” y cual será su destino final.

Si lo van a intentar o ya lo intentaron, pueden comentar aqui abajo que tal les fue o como les funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.