Ok, hoy haremos sandiwiches, ¿porqué? bueno, son simples, y a la vez llenadores. Con diferentes combinaciones. En ningún momento estoy diciendo que sean light.

El sandwich numero 1 es uno de mis favoritos personalmente: El Sandwich de Queso crema y salmón.

Hay algo entre esos dos ingredientes que combinan perfectamente. No se puede usar cualquier pan, menos pan blanco de caja, hay que conseguir algo con sabor, pero que no opaque la combinación.

La primera vez que probé los dos juntos fue en un bagel… no lo olvidaré.

 

Ingredientes:

Pan de centeno

Una barra de Queso crema

Salmón ahumado o trucha a salmonada (si quieren variarla)

Instrucciones:

Si la barra de pan no está rebanada, corta el pan finamente no más de dos centímetros, si queda más grande es mucho pan.

Unta en ambas rebanadas el queso crema.

Añade las rebanadas de salmón al gusto.

Puedes incluir unas gotas aceite de oliva y alcaparras para darle un extra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sandwich de Queso Brie y Jamón de pavo

Esta combinación parecía un poco extraña, no estaba muy segura de como maridarían el aguacate con el queso brie. Al parecer funciona, fue la primera charola que se acabó ese día.

Ingredientes:

Pan de centeno

Queso brie

un aguacate

jamón de pechuga de pavo

Instrucciones:

Como en sándwich anterior,  unta el queso en una tapa y el aguacate en otra.

Agrega jamón al gusto y procede a taparlos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con esto hicimos un par de sándwiches de manera fácil, rápida no light y con mucho sabor. Comida para flojos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.